Sales de baño

Los baños de sal son desintoxicantes, ya que al abrirse los poros, la sal lava los metales pesados y las toxinas de las células de la piel. Le aporta una mayor suavidad y elasticidad a la piel, y ayuda a prevenir y combatir infecciones de la piel o enfermedades producidas por hongos.

Un baño caliente con sales alivia los dolores musculares favoreciendo la desinflamación y aliviando la tensión.

Forma de uso:

En tina: Es muy sencillo solo debes llenar tu bañera de agua caliente a una temperatura entre los 32ºC y los 35ºC para abrir lo poros, puedes ir probando la temperatura del agua y graduándola con agua fría hasta que tu sientas la temperatura ideal evitando así quemaduras e irritaciones en la piel, luego debes añadir la sal a tu bañera, tu puedes poner la cantidad deseada, finalmente date un rico baño por 20 minutos, relájate y cuando haya pasado el tiempo recomendado toma una ducha para eliminar el exceso de sal en la piel.

Sin tina puedes usarlo en Manos o Pies: Llena un recipiente con agua caliente y vierte 1/2 taza de sales de baño. Una vez disueltas, remoja tus manos o pies  por 10 minutos. Esto ayudara a desintoxicar, exfoliar y humectar tus manos, así como a revitalizarte limpiando tu energía. Cuando termines, seca tus manos o pies con una toalla y colocar crema de manos. Ideal para realizarlo antes de la manicure o pedicure.